Jornada de los Pobres

Dadas las circunstancias que vivimos, este año hemos tomado todas  las precauciones.  

Como indica el cartel, todos con mascarilla, higiene absoluta y distancias reglamentarias. Los niños lo saben muy bien y colaboran en la desinfección del espacio utilizado. 

Hemos dividido los grupos para no superar los aforos en las aulas, lo que nos ha obligado a combinar catequesis presencial con catequesis en casa alternando cada semana. Esto implica de manera especial a las familias, que siendo imprescindibles en la formación cristiana de sus hijos, este año se han esforzado aún más y da gusto ver que comparten con todos y todas sus tareas y su aprendizaje. 

Y como muestra de la buenísima tarea, compartimos algunos de los trabajos que los niños hicieron en casa con sus familias sobre la Jornada de los Pobres: